Tu mamá te va a querer cuidar y defender de los abusadores toda la vida, aún si te llamas Manny Pacquiao.
Dionisia Pacquiao, madre del legendario boxeador filipino, estuvo en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada, para ver como su retoño vengó la derrota de 2012 ante Timothy Bradley y recuperó el cetro mundial welter de la OMB.
La pelea fue intensa en los primeros rounds, el intercambio de golpes hizo sufrir a Dionisia, quien con coraje desde su lugar en la arena, alentaba a su muchacho y condenaba las acciones de su rival, evidentemente con alguna connotación religiosa.
¿Qué tanto decía mamá Pacquiao? Sólo podemos imaginarlo...
No estaba nada contenta Doña Pacquiao.
Dionisia Pacquiao
Menos mal que su hijito ganó...